El desarrollo de Borderlands para Nintendo Switch: Te lo contamos en ColdPC

El grupo de desarrolladores de Turn Up Games consiguieron que versiones antiguas del motor gráfico, Unreal Engine ejecutará nativamente en la consola portátil de Nintendo. Añadiendo nuevas herramientas en el Borderlands para Nintendo Switch.

El motor gráfico de Unreal Engine 4 es el soporte nativo de la consola Nintendo Switch, así como en las futuras con la Unreal Engine 5. Sin embargo, en las versiones pasadas del motor gráfico no funcionaban correctamente en la portátil. Esto era un problema para los desarrolladores como los estudios, al encargarse de adaptar sus videojuegos con el sistema de la Switch. Lanzándose la colección de Borderlands para la Nintendo Switch.

Turn Me Up Games fue el protagonista al realizar un trabajo eficiente en esta adaptación, con la Borderlands: Colección Legendaria, y no ha sido sus primeros proyectos. La última vez que lograron hacer lo mismo, fue con el juego Brothers: A Tale of Two Sons. Hoy, la desarrolladora logró crear una tecnología propia que les permite integrar juegos con Unreal Engine 2.5 y 3.0 de forma nativa.

Turn Me Up Games ha realizado un excelente trabajo en el Borderlands para Nintendo Switch

Una buena noticia por la cantidad de horas de ahorro, solventando el extenso trabajo de adaptación y compatibilidad generacional de los motores gráficos. Sin hablar de los códigos por revisar y la optimización manual de algunos componentes. Un ejemplo similar, ocurrió con Rocket League de Psyonix. Este título utilizaba Unreal Engine 3.0 y el proceso de adaptación fue complejo, requiriendo ingenio de los desarrolladores para lograr hacerlo, de forma progresiva.

Una de las personas resaltantes de Turn Me Up Games, Louis Polak, reveló lo importante que fue conocer las herramientas utilizadas en los motores Unreal Engine 2.5 y 3.0. Polak comenta que muchas editoras le han contactado, entre las más resaltantes, 2K Games. Borderlands fue un proyecto importante para Turn Me Up Games ganará reputación. Su eficiencia era tanta, que tan solo una semana requieron para hacer funcionar el juego en la Switch.

Esta prueba arrojó unos 30 fps a 1080p si la consola se conectaba a una Televisión, y la misma tasa de imagen, en el modo portátil a 720p. Eliminaron ajustes visuales secundarios, como el efecto de las partículas pero consiguieron esa fluidez proyectada.

En el futuro, las herramientas de Turn Me Up Games facilitarían el trabajo de estudios importantes, y comercializar títulos de la Xbox 360 o PS3. Se basan en el motor Unreal Engine 3 en su mayoría y ampliando el catalogo de la Nintendo Switch.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar